"Buscando muertos en visperas de la Navidad de 2014"

No se si me he quejado alguna vez por aqui, lo dificil que me resulta compaginar una afición como esta con la vida cotidiana. Hace ya varios años que aprovecho las vacaciones de un amigo y colega de afición que viene a Galicia en Verano y Navidades, para escapar con él un día a Mondoñedo, para visitar el Archivo Diocesano y despues comer y disfrutar de una pequeña sobremesa genealógica al calor de la chimenea (ahora ya tenemos localizado el sitio) o paseando por las tranquilas calle de la villa.

La visita en esta ocasión nos trajo algunas novedades, como es que se regule el uso de la camara fotográfica, y tambien que ahora haya a disposición de los investigadores, sendas carpetas que recogen y detallan los indices de libros sacramentales disponibles de cada parroquia.
En esta ocasión, la visita iba encaminada a descubrir cuales eran los libros sacramentales más recientes de la parroquia de San Vicente de Meirás para poder rastrear en ellos intentando localizar la mayor cantidad posible de DOPICO. Tambien llevaba un par de parroquias más en las que intentar localizar algunos sacramentos que me faltaba por documentar en las lineas MALDE y FOXO (esta ultima pertenece al arbol de los FUENTES).

La busqueda con la que pasé más tiempo fue con la de Meirás porque pedí tres libros, el de difuntos, el de Matrimonios y el de Bautismos. El de difuntos acaba en 1911. Empecé por el final y fui recogiendo todas las partidas que habia de DOPICO, aunque pronto empezaron a aparecer PIÑEIRO por todas partes, lo que me hizo abrir otra linea. Tambien encontré algunos FIGUEROA y ORJALES que me parecieron relevantes.

La sorpresa vino al abrir el libro de Matrimonios, que abarca los comprendidos entre 1795 y 1852. Al final del libro había un índice de todos los matrimonios lo que en cuestión de minutos me permitió sacar todas las partidas de matrimonios de varones DO PICO (sí, separado) y PIÑEIRO. Esa es otra novedad. En algun momento entre 1852 y 1878 el apellido inicial "do Pico" se convierte en "Dopico".

El libro de bautismos tambien me regala dos indices: uno de confirmados en la parroquia y otro donde se recogen detalladamente los nombres y apellidos de los bautizados en la parroquia junto con los nombres de los padres, asi como el lugar en el que moraban dentro de la parroquia. El libro comprende desde 1868 hasta 1887.

La sesión de busqueda acababa con la recogida de matrimonios de MALDE en la parroquia de San Esteban de Sedes, entre 1801 y 1851; y bautismos de hijos de padre FOXO en San Julian de Senra. Estos Foxo tienen un interés especial para mi pues son el primer caso de consanguinidad del arbol de los Fuentes.

Si es dificil encontrar hueco para buscar muertos, no te digo el esfuerzo que supone estar aqui contandolo, en lugar de estar sacando datos de las partidas. Espero que eso dé para otro post. ¡¡¡Feliz Nochebuena!!!

Más noticias de las ramas maragatas

Ojalá pudiese escribir aquí más a menudo, pero creeme que si no lo hago no es por falta de ganas ni porque quede poco que buscar. Es porque apenas tengo tiempo para buscar algo mas, y poder compartirlo aquí. Pese a ello, hay veces que los muertos, aparecen casi sin buscarlos. Unas veces gracias a este pequeño blog, y otras veces por otros rastros que voy dejando por la Red. La información que comparto hoy surgió a partir del contacto con alguien anónimo (anónimo en un principio) interesado en la rama maragata. Después de varios correos dejamos de ser anónimos para empezar a considerar nos primos. Creemos que somos primos novenos al compartir un abuelo noveno. Fue él, Javier, quien me comentó que había encontrado en Pares, un documento de la Real Cancillería de Valladolid en el que se resolvía un pleito de un posible antepasado nuestro Antonio de la Puente, que tuvo con un tal Mateo Santos, a finales del siglo XVIII, por haber agredido de palabra y obra a un hijo de aquel. Me puse en contacto con el Archivo del la Real Cancillería para obtener una copia del documento. Tras un par de correos, y haber pagado unos pocos euros, recibí el documento en cuestión. Consta de 280 hojas de caligrafía de mediana dificultad a la hora de entenderla, y que creo que tardaré un par de meses en digerir. Ya comentaré algo más adelante cuando haya procesado los papeles. Ahora ya sabes que si no he publicado nada antes no es porque haya abandonado el blog, sino porque últimamente no puedo dedicarle tiempo a la Genealogía.

Más maragatos...

11 generaciones de maragatos en este archivo.

Tengo demasiadas cosas pendientes, pero no podía dejar de compartir esto. Para centrar a los GIRGADO, Antonia de la Puente, es una de las abuelas de Tomás Fernando Girgado, nuestro ancestro común.

El árbol genealógico de nuestro tatarabuelo común: Tomás


A principios de 2011, los antepasados del ascendiente común a todos los Girgado vivos, eran los que aparecen en la imagen.

GILGADO y GIRGADO... ¿Creiais haberlo visto todo?

Estoy seguro que todos los que llevamos el apellido Girgado o Gilgado lo hemos visto escrito de tantas maneras distintas que ya creemos que es imposible verlo de otra manera. Os aseguro que no salia de mi asombro, el otro día, cuando en plena sesión de búsqueda, y despues de haber visto como los antepasados de un primo Gilgado (hoy ya primo, sin duda) se "volvian", en efecto, GIRGADO hasta el punto de entroncar con nuestros Jirgado (ya nuestros de ambos), descubro como de Jirgado, aparece nuestro apellido escrito XIRGADO...
Algo más que apuntar sobre el tema, es que en las partidas que encontré, tanto las más inmediatas, como la de mi propio abuelo, como nuestros más remotos antepasados (remotos, pero documentados en pleno siglo diecisiete) es bastante corriente ver como el apellido lo escriben de una manera al principio de la partida y cuando lo tienen que repetir, lo hacen de forma distinta. Todas las formas que hemos visto que mucha gente usa para escribir nuestro apellido, se ven en las partidas.

Y ahora, una breve exposición de cómo esta la investigacion

Los Malde se marchan de Sedes

Pues sí, despues de pensar que teniendo cinco generaciones de Malde en San Esteban de Sedes, eran más antiguos que las mismísimas rocas del Monte dos Nenos, se nos aparece una partida de matrimonio que apunta a un nuevo origen de los Malde (ojo, me refiero a mis Malde, contacta conmigo para saber si tus Malde son los mismos que los míos).

No puedo hacer referencia a un folio determinado porque las esquinas del libro estaban ya muy deterioradas. El libro es el segundo de Matrimonios, Bautismos y Defunciones que contiene los celebrados entre 1686 y 1743. En uno de sus folios, aparece la partida de Matrimonio de Pedro de Malde con Dominga Rodriguez, en 1736.

Dicha partida, dice así: "En siete de Noviembre año de mil setecientos y treinta y seis, precedido lo dispuesto por el Santo Concilio asi en la feligresia de San Miguel de Aviño, segun me consta por certificación dada por don (ilegible) de Lago y Lanzós escusador de ella como en esta de San Steban de Sedes y no resulto impedimento; asisti al Matrimonio que ha contraido Pedro de Malde hixo lexitimo de Juan de Malde y de su muger Dominga de Leon vezinos de la referida de San Miguel con Dominga Rodriguez hixa lexitima de Thome Lopez y de su muger Maria Rodriguez. Fueron testigos Pedro Coto, Francisco Suarez; y Juan da Pedreira todos vezinos de la referida de Sedes, y lo firmo ut supra."

Con lo que ya sabemos, por donde hay que seguir.

El retorno de los GIRGADO (y parte 3)

Aunque no lo dije, al llegar al archivo, cuando la amable archivera (Sonia) me preguntó lo que quería, le comenté mi interés en el apellido GIRGADO. Cuando lo vio escrito dijo “pues sí que es un apellido raro porque en un pueblo que hay cerca de aquí hay muchísimas personas con el apellido GILGADO” (Se refería a Brazuelo). En un momento dado, ella se acercó a un señor y vi que le comentaba algo. No tenia ni idea de que estuviese relacionado con mi búsqueda. Cuando volvió, al pasar por mi mesa, me dijo, señalando a aquel investigador, que aquel señor había escrito varios libros sobre la historia de Brazuelo, y que decía que los apellidos GIRGADO y GILGADO son realmente el mismo (tienen el mismo origen). Pero lo más sorprendente es que el citado señor dice que el apellido original es … ¡el nuestro!. Luego tuve ocasión de hablar con el señor, y me comentó que en un momento dado, en la historia de Brazuelo, un sacerdote decide escribirlos a todos como GILGADO. Seguramente, para aquel entonces, nuestros GIRGADO ya habían salido de Brazuelo.

Esto me llevaba al ultimo libro que tenía para acabar la jornada. Se trataba del último libro de baraja, de los cuatro que había en el pueblo antes de que bautismos, matrimonios y defunciones se separasen en sus libros respectivos. Me fui a la parte donde venían los matrimonios, y busqué hasta encontrar, la partida del matrimonio de BLAS GIRGADO con ANTONIA DE LA PUENTE. El era hijo de ROQUE GIRGADO y de MARIA FERRERO, ambos naturales de ¡Brazuelo!, y ella era hija de ANTONIO DE LA PUENTE y de MANUELA DE PAZ. Y la boda tuvo lugar en junio de 1802. Hasta aquí llegué, en esta ocasión con GIRGADO, hasta finales del siglo XVIII en Brazuelo (León).

Seguí buscando entre los matrimonios del libro y encontré referencias a diversos enlaces de sendas hermanas de ANTONIA DE LA PUENTE, con la particularidad de que hay una, de la que no me resisto a copiar aquí en parte:

“Tienen parentesco de consanguinidad de segundo con tercero por una parte y cuarto por otra de afinidad, y tercera consanguinidad”.

Fascinante. Pero el tiempo se acababa y había que seguir buscando. Encontré un matrimonio que inicialmente pensé que pertenecía al árbol, pero hoy con más detenimiento lo he puesto entre interrogaciones. Se trata de una boda entre ANDRES CRESPO y JUANA FRANCISCA BOTAS, pero hay tres detalles que no pasan desapercibidos:

1) La fecha (1782) es muy anterior a “lo que se espera”

2) La contrayente es Juana Francisca Botas, en contra de “lo esperado” (Juana Botas)

3) El contrayente ANDRES CRESPO, en esta partida dice que es natural de Santa Colomba, cuando en la partida de matrimonio de su hija dice que es natural de Castrillo

Al final opto por mantener la partida como perteneciente al árbol, pero con amplia reserva. Espero poder confirmar la veracidad o no mediante la partida de bautismo de JUANA CRESPO. Pero eso será para otro día.